PADRES DE FAMILIA: Doce formas de ayudar a sus hijos en la escuela

Los padres de familia somos los principales responsables de la buena formación de nuestros hijos. La escuela es una institución que nos apoya para lograrlo, y por ello es nuestra responsabilidad estar cerca de sus maestros con el mejor ánimo de colaboración: los estudiantes tendrán una educación más eficaz si logramos que las actividades y vivencias de casa vayan en la misma dirección que el trabajo en la escuela. A continuación sugerimos algunos elementos que contribuyen a que los padres de familia colaboren en las tareas educativas que realiza la escuela. Todos ellos simplemente requieren de nuestra atención y voluntad, y no dependen de que tengamos conocimientos específicos o cierto nivel de estudios: 

1. Esté al pendiente de que su hijo asista a la escuela todos los días y entre a sus clases. Si tiene dudas al respecto, verifíquelo con el personal de la escuela.

2. Permanezca informado de sus calificaciones y de su avance académico. Pregúntele sobre sus clases y muestre interés sobre los temas que le platique. Cuando le sea posible apóyelo en sus tareas y trabajos.

3. Asegúrese de que el estudiante distribuya bien su tiempo, de modo que incluya el adecuado para el estudio, la alimentación y el descanso.

4. Asígnele, en lo posible, un espacio adecuado en casa para estudiar y realizar sus trabajos.

5. Platique con ella o él sobre las dificultades escolares o personales que pueda tener dentro y fuera de la escuela. Busque informarse de sus problemas sin forzarlos a compartir información que de momento no desean comunicarle: ya habrá nuevas oportunidades para saber más al respecto.

6. Refuerce su interés en la educación: hable sobre lo positivo de terminar la escuela (cuando menos el bachillerato) y sobre lo que quiere hacer al concluir sus estudios.

7. Establezca en casa normas de comportamiento y convivencia que orienten claramente a su hijo y mantengan un equilibrio sano entre sus derechos y sus responsabilidades.

8. Evite reacciones exageradas cuando su hijo no obtenga las calificaciones esperadas. Es importante mantener su confianza para que siempre comparta lo que le ocurre fuera de casa.

9. Mantenga contacto permanente con la escuela y participe en las actividades que se organicen para los padres de familia.

10. Conozca a los amigos de sus hijos y platique con ellos para saber mejor quiénes son. Hay que identificar especialmente, con discreción, si tienen adicciones o muestran desinterés por la escuela.

11. Busque que su hijo participe continuamente en al menos una actividad artística (aprender a tocar un instrumento, bailar, pintar, cantar, etc.) y una actividad deportiva. Ambas son esenciales para su desarrollo como personas y como profesionistas.

Muestre frente a sus hijos una actitud positiva hacia la escuela y la educación en general, como medio para que tengan mejores oportunidades en la vida.